dissabte, 26 de novembre de 2011

José Mercé cantará para Israel


COMUNICADO DE LA RED SOLIDARIA
CONTRA LA OCUPACIÓN DE PALESTINA (RESCOP)

EN EL DÍA INTERNACIONAL DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO PALESTINO, JOSÉ MERCÉ CANTARÁ PARA EL ESTADO DE ISRAEL

Este lunes 29 de noviembre de 2011, el cantaor gaditano José Mercé actuará en el Estado de Israel. Su concierto tiene lugar en la misma fecha en la que se reivindica en todo el mundo el Día de Solidaridad con el Pueblo Palestino, tal y como estableció en 1977 la Asamblea General de las Naciones Unidas. El 29 de noviembre de 1947, este mismo organismo, aún dominado por el colonialismo británico, aprobaba la partición de la Palestina histórica otorgando el 54% por ciento del territorio a una minoría judía del 30 por ciento de la población total.
La resolución, impensable en nuestros días y aberrante desde cualquier punto de vista ético o jurídico, supuso el comienzo de la gran tragedia colectiva palestina. Desde entonces, el proyecto colonialista israelí no ha hecho más que avanzar con el robo continuado de tierras, la expulsión de todo un pueblo y la vulneración constante de los derechos más elementales de sus habitantes.
A día de hoy, con el uso de la fuerza como único argumento y con la complicidad necesaria de las autoproclamadas democracias avanzadas, el Estado de Israel mantiene la ocupación ilegal de Cisjordania, Gaza, Jerusalén Este y los Altos del Golán; impide el derecho al retorno de seis millones de personas refugiadas y discrimina a millón y medio de personas palestinas que tienen la ciudadanía israelí a las que somete a un régimen de Apartheid, según la definición de este concepto que hace Naciones Unidas.
Por todos estos motivos, desde la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (Rescop, plataforma que aglutina a 36 de las principales organizaciones de apoyo al pueblo palestino del Estado español) pedimos a José Mercé que no actuara para el Estado de Israel y que se sumara a las campañas de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el Estado de Isrel (BDS, www.bdsmovement.net y la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural (Pacbi, www.pacbi.org). A estas campañas, lanzadas por la propia sociedad palestina, se han sumado miles de personas de todo el mundo, entre ellas artistas como Carlos Santana, Elvis Costello, Pixies, Gorillaz, Klaxons, Brian Eno, Vanessa Paradis o Snoop Dogg, que se niegan a actuar para Israel.
También se han sumado a estas campañas las personas israelíes que luchan por los derechos del pueblo palestino y que son las primeros en hacer llamamientos de boicot al Estado de Israel hasta que no cumpla con la legislación internacional y los principios básicos de los Derechos Humanos.
La petición a José Mercé para que cancelara su actuación ha encontrado un amplio eco en la ciudadanía, como se ha demostrado con la multitud de comentarios al respecto que han inundado internet, tanto en el Facebook del artista como en otras páginas. La repercusión de la campaña hizo que saltara a los medios de comunicación de masas y, finalmente, el propio Mercé se vio obligado a responder a través de un comunicado.
Aunque el cantaor no ha suspendido su concierto, desde la Rescop consideramos muy positiva la repercusión que ha tenido la campaña. Cada vez son más las personas del Estado español que apoyan las iniciativas de boicot y el debate sobre la conveniencia de actuar para Israel se ha instalado ya en el mundo artístico y del espectáculo.
Este lunes, cuando José Mercé salga al escenario, no podrá decir que desconocía que más de 11 millones de personas sufren desde hace décadas una brutal ocupación. Tampoco podrá decir que desconocía que ese mismo día, precisamente, se reivindican en todo el mundo los derechos inalienables de una población sometida. Y también será consciente de que con su actuación apoya las estrategias propagandísticas y de ‘normalización’ del Estado de Israel, con las que encubre su proyecto de colonización de Palestina.
No obstante, desde la Rescop mantenemos el ofrecimiento de celebrar un encuentro con José Mercé para explicarle la situación del pueblo palestino y el porqué de las campañas de boicot. A dicha reunión también asistirían personas palestinas para que el artista pueda escuchar las historias de desposeimiento, opresión y exilio del pueblo palestino narradas por sus protagonistas.

RED SOLIDARIA CONTRA LA OCUPACIÓN DE PALESTINA (RESCOP)

Acsur Las Segovias
Asociación Al Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe (Málaga)
Asociación Hispano Palestina Jerusalén (Madrid)
Asociación Paz Ahora
Asociación Paz con Dignidad
Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía
Asociación Pro Palestina Campo de Gibraltar (PROPA)
BDS Galiza
Boicot Preventiu (Barcelona)
Castelló per Palestina
Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA)
Comunidad Palestina de Canarias
Comunidad Palestina de Cataluña
Coordinadora de apoyo a palestina rioja (La Rioja)
Ecologistas en Acción (Madrid, Valladolid)
Fundación IEPALA
Fundación Mundubat
Interpueblos (Cantabria)
ISM Cataluña / Valencia
Izquierda Anticapitalista
Komite Internazionalistak (Euskal Herria)
MEWANDO (Euskadi)
Mujeres en Zona de Conflicto - M.Z.C.
Mujeres por la Paz y Acción solidaria con Palestina (Canarias)
Palestinarekin Elkartasuna (Euskal Herria)
Plataforma Palestina Ibiza
Plataforma Solidaridad con Palestina (Sevilla)
Plataforma de Solidaridad con Palestina de Valladolid
Red de Jóvenes Palestinos
Red de Judíos Antisionistas – IJAN
Sodepau
Sodepaz Balamil – Valladolid
Sodepaz
Taula Per Palestina (Baleares)
Xarxa d’enllaÇ amb Palestina (Barcelona)
Xarxa Solidaridad Palestina (Valencia)

dilluns, 14 de novembre de 2011

Segunda carta abierta de la Rescop a José Mercé



La RESCOP invita a José Mercé a mantener un encuentro con representantes de la Red y con personas del pueblo palestino.

Reitera su petición al cantaor gaditano para que cancele su concierto en Israel.

Estimado José Mercé:

Nos dirigimos a usted por segunda vez tras haber leído su respuesta a nuestra petición de que cancele su concierto en Israel, previsto para el próximo 29 de noviembre. En primer lugar, queremos agradecerle su amabilidad al haberse hecho eco de nuestra propuesta y manifestar su postura con respecto a ella en lugar de guardar silencio. Solo a través de la palabra, el debate y la confrontación de ideas se pueden crear mecanismos de transformación social para lograr un mundo más justo, libre e igualitario.
En la citada respuesta ratifica su intención de llevar a cabo la actuación y la enmarca en los actos culturales entre el Estado español e Israel que se llevan a cabo en estas fechas con motivo del vigésimo quinto aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas. Asimismo, señala que su concierto puede ser un mensaje “de paz y solidaridad, radical contra la violencia y la injusticia” y que el flamenco constituye “una posibilidad real de diálogo y coexistencia”.

Ver respuesta de José Mercé completa en

Reiterando de nuevo el máximo respeto por su obra y por su persona, desde la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP, plataforma que aglutina a 36 de las principales organizaciones de apoyo al pueblo palestino del Estado español) queremos comunicarle que no compartimos los argumentos que expone y, por tanto, le seguimos solicitando que suspenda su recital.
A través de esta misiva le invitamos también a mantener un encuentro con representantes de la RESCOP y con personas palestinas, para poder explicarle de primera mano el porqué de nuestra petición y para que escuche, a través de sus protagonistas, las historias de exilio, opresión y desposeimiento del pueblo palestino.
El masivo intercambio cultural y de espectáculos —también económico— organizado entre Israel y el Estado español para conmemorar el aniversario de las relaciones diplomáticas encubre, precisamente, el más absoluto fracaso de la diplomacia. En lugar de ejercer una acción diplomática contundente y firme para obligar a Israel a cumplir con la legislación internacional y los principios generales de los Derechos Humanos, el Gobierno del Estado español —como muchos otros gobiernos de las autoproclamadas “democracias avanzadas”— se presta a colaborar en este ejercicio de hipocresía que oculta el sometimiento del pueblo palestino bajo un velo de falsa normalidad.
El Estado de Israel conoce perfectamente el poder de la cultura y la utiliza para dotarse de esa apariencia de “normalidad”’. Tras la Masacre de Gaza de 2008 y 2009, en la que el ejército israelí asesinó a más de 1.400 personas, entre ellas más de 400 niñas y niños, el Ministerio de Asuntos Exteriores destinó dos millones de dólares a mejorar la imagen de Israel a través de la cultura y el espectáculo.
“Enviaremos por el mundo a nuestros novelistas y escritores más conocidos”, señaló tras la matanza Arye Mekel, director general de Asuntos Culturales del citado Ministerio, “compañías de teatro, exposiciones… De esta forma mostraremos el rostro más amable de Israel y evitaremos que se nos identifique únicamente en un contexto de guerra” (recogido por The New York Times, 3 de marzo de 2009).
Con respecto a la posibilidad de que su arte pueda suponer “una posibilidad real de diálogo y coexistencia” y la tarea de buscar “una vía de comunicación para resolver el conflicto entre Israel y Palestina”, debemos decirle que el sometimiento del pueblo palestino no es una cuestión de diálogo, coexistencia y comunicación. Lo que sucede en Palestina no es un conflicto entre dos bandos iguales agravado por una falta de entendimiento o por la ausencia de una voluntad de diálogo. Ese es el argumento falaz de la equidistancia.
En Palestina no hay un enfrentamiento entre dos rivales simétricos en su antagonismo. Lo que hay es una parte colonizadora y otra colonizada; una parte opresora y otra oprimida; una parte ocupante y otra ocupada… Por eso, no puede haber paridad moral entre esas dos partes, como no la había en la Sudáfrica del Apartheid[1] entre la mayoría negra oprimida y la minoría blanca opresora. A nadie se le ocurrió decirle a la población negra que lo que ocurría en Sudáfrica era producto de la falta de diálogo o comunicación.
Así lo han entendido las millones de personas que en todo el mundo se han sumado a las campañas de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el Estado de Israel (BDS, www.bdsmovement.net) y  la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel (Pacbi, www.pacbi.org). Estas campañas cuentan con el apoyo de miles de israelíes que están rotundamente en contra del sometimiento del pueblo palestino y que son los primeros que le piden a usted que cancele su concierto en Israel.

Sin otro particular, esperando que reconsidere su postura y reiterándole la propuesta de mantener un encuentro, reciba de nuevo un fuerte abrazo.

RED SOLIDARIA CONTRA LA OCUPACIÓN DE PALESTINA (RESCOP)

Acsur Las Segovias
Asociación Al Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe (Málaga)
Asociación Hispano Palestina Jerusalén (Madrid)
Asociación Paz Ahora
Asociación Paz con Dignidad
Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía
Asociación Pro Palestina Campo de Gibraltar (PROPA)
BDS Galiza
Boicot Preventiu (Barcelona)
Castelló per Palestina
Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA)
Comunidad Palestina de Canarias
Comunidad Palestina de Cataluña
Coordinadora de apoyo a palestina rioja (La Rioja)
Ecologistas en Acción (Madrid, Valladolid)
Fundación IEPALA
Fundación Mundubat
Interpueblos (Cantabria)
ISM Cataluña / Valencia
Izquierda Anticapitalista
Komite Internazionalistak (Euskal Herria)
MEWANDO (Euskadi)
Mujeres en Zona de Conflicto - M.Z.C.
Mujeres por la Paz y Acción solidaria con Palestina (Canarias)
Palestinarekin Elkartasuna (Euskal Herria)
Plataforma Palestina Ibiza
Plataforma Solidaridad con Palestina (Sevilla)
Plataforma de Solidaridad con Palestina de Valladolid
Red de Jóvenes Palestinos
Red de Judíos Antisionistas - IJAN
Sodepau
Sodepaz Balamil - Valladolid
Sodepaz
Taula Per Palestina (Baleares)
Xarxa d’enllaÇ amb Palestina (Barcelona)
X
arxa Solidaridad Palestina (Valencia)




[1]              El Tribunal Rusell sobre Palestina, reunido en Sudáfrica este mes de noviembre y en el que han participado, entre otras personas, Stephane Hessel y Martin Pallin, ha dictaminado que el Estado de Israel somete a la población palestina a un régimen de Apartheid según la definición de este concepto que hace Naciones Unidas.

dimecres, 9 de novembre de 2011

Carta abierta de la RESCOP a José Mercé



José Mercé: no cante para Israel, no colabore con el sometimiento del pueblo palestino, únase a las campañas de boicot BDS y Pacbi.

Estimado José Mercé:

En la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP, plataforma que aglutina a más de una treintena de las principales organizaciones de apoyo al pueblo palestino en el Estado español) hemos tenido noticia de su actuación el próximo 29 de noviembre en el Museo de Israel, situado en Jerusalén.
Desde el máximo respeto que sentimos por su obra y su persona, queremos pedirle que cancele ese concierto. Actuar para Israel supone actuar para un estado que ejerce una prolongada y cruel ocupación de Palestina, que quebranta constantemente la legalidad internacional y que vulnera los más elementales Derechos Humanos de la población palestina.
Entre estas flagrantes violaciones cabe destacar la ocupación ilegal de Cisjordania, la ocupación y anexión ilegales de Jerusalén Este —sí, la misma ciudad ocupada en la que está previsto su recital— y los Altos del Golán, el bloqueo a la Franja de Gaza, la construcción del Muro que asfixia a las ciudades palestinas, el robo continuado de tierras y la incesante construcción de asentamientos, el impedimento del derecho al retorno de 6 millones de personas refugiadas, la discriminación legislativa, judicial, económica y social del millón y medio de personas palestinas con ciudadanía israelí y que constituye un nuevo caso de Apartheid… Y al igual que usted y multitud de artistas se negaron a actuar en la Sudáfrica del Apartheid, le pedimos ahora que no cante para el Apartheid israelí.
No le hacemos esta petición en nuestro nombre, sino en nombre de la sociedad palestina, que en 2005 lanzó el llamamiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel hasta que cumpla con el Derecho Internacional y con los Principios Generales de los Derechos Humanos (BDS, www.bdsmovement.net) y un año antes había creado la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel (Pacbi, www.pacbi.org).
Porque usted, que ha cantado a Víctor Jara, a Serrat y a Luis Eduardo Aute, que ha prestado su voz a numerosas iniciativas solidarias, sabe mejor que nadie que el arte, el verdadero arte, no puede ser neutral; que es una poderosa arma cargada de futuro, pero que también, si se utiliza donde no se debe y cuando no se debe, puede ayudar a encubrir y legitimar las más flagrantes injusticias bajo una apariencia de normalización.
Así lo han entendido artistas que se han sumado a las campañas BDS y Pacbi como Carlos Santana, Elvis Costello, Pixies, Gorillaz, Klaxons, Brian Eno, Vanessa Paradis o Snoop Dogg, negándose a actuar para Israel. Así lo han entendido también las más de 300 personas que a las pocas horas de hacerse público tu concierto en Jerusalén han inundado de peticiones de cancelación del recital tu Facebook y otros sitios de Internet.
Y también esperamos —y estamos seguros de que así será— que usted lo entienda de esta forma y se sume a las campañas de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel (BDS) y de Boicot Académico y Cultural a Israel (Pacbi).

Sin más, reciba un fuerte abrazo.

RED SOLIDARIA CONTRA LA OCUPACIÓN DE PALESTINA (RESCOP)

Acsur Las Segovias
Asociación Al Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe (Málaga)
Asociación Hispano Palestina Jerusalén (Madrid)
Asociación Paz Ahora
Asociación Paz con Dignidad
Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía
Asociación Pro Palestina Campo de Gibraltar (PROPA)
BDS Galiza
Boicot Preventiu (Barcelona)
Castelló per Palestina
Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA)
Comunidad Palestina de Canarias
Comunidad Palestina de Cataluña
Coordinadora de apoyo a palestina rioja (La Rioja)
Ecologistas en Acción (Madrid, Valladolid)
Fundación IEPALA
Fundación Mundubat
Interpueblos (Cantabria)
ISM Cataluña / Valencia
Izquierda Anticapitalista
Komite Internazionalistak (Euskadi)
MEWANDO (Euskadi)
Mujeres en Zona de Conflicto - M.Z.C.
Mujeres por la Paz y Acción solidaria con Palestina (Canarias)
Palestinarekin Elkartasuna (Euskadi)
Plataforma Palestina Ibiza
Plataforma Solidaridad con Palestina (Sevilla)
Plataforma de Solidaridad con Palestina de Valladolid
Red de Jóvenes Palestinos
Red de Judíos Antisionistas - IJAN
Sodepau
Sodepaz Balamil - Valladolid
Sodepaz
Taula Per Palestina (Baleares)
Xarxa d’enllaÇ amb Palestina (Barcelona)
Xarxa Solidaridad Palestina (Valencia)

dissabte, 5 de novembre de 2011

Palestina, miembro de pleno derecho de la UNESCO


La Agencia cultural de Naciones Unidas ha votado, el lunes 31 de octubre, la admisión de Palestina como miembro de pleno derecho, a pesar de la oposición de EEUU e Israel, y semanas antes de que el Consejo de Seguridad presente un informe sobre la candidatura palestina a miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas.
La UNESCO informó que 107 miembros han votado a favor, 14 en contra y 52 se han abstenido. Estados Unidos, Canadá, Alemania y Holanda han votado en contra de la candidatura palestina. Brasil, Rusia, China, India, África del Sur y Francia han votado a favor, Gran Bretaña e Italia se han abstenido. El voto pone de relieve las divisiones de la política exterior de la Unión Europea, algunos de cuyos 27 miembros votaron a favor y otros en contra de Palestina.
Ursula Plassnik, embajadora de Austria ante la UNESCO, cuyo país votó a favor, declaró que lamentaba que la Unión Europea no haya podido llegar a una posición común sobre la cuestión palestina. El representante israelí calificó la votación de “tragedia” para la UNESCO:
«Esta resolución es una tragedia para la UNESCO … La UNESCO se encarga de la ciencia, no de la ciencia-ficción, sin embargo en realidad (la UNESCO) ha adoptado la ciencia-ficción», dijo Nimrod Barkan, embajador israelí ante la UNESCO.
Las autoridades palestinas esperan que el éxito obtenido en la UNESCO propiciará su admisión como Estado miembro de Naciones Unidas, solicitud sobre la que el Consejo de Seguridad ha de pronunciarse el 11 de noviembre.
«Si se logra este éxito, y con esta gran cantidad de votos, se dará un gran impulso a nuestros esfuerzos para lograr los votos necesarios en Naciones Unidas», dijo al Maliki el domingo en la radio Voice of Palestina.
Antes de la votación del lunes, la vicesecretaria de Educación de EEUU, Martha Kanter, afirmó que la votación de la Asamblea General de la UNESCO era “contraproducente y prematura”.
EEUU e Israel se oponían también a la admisión de palestina en Naciones
Unidas. EEUU prometió hacer uso del veto en el Consejo de Seguridad. Aunque carece de derecho de veto en la agencia cultural, según la legislación estadounidense, la admisión de Palestina como miembro de pleno derecho en la UNESCO tendrá como consecuencia la suspensión del aporte de financiación de EEUU, lo que representa el 22% de los fondos de la agencia.
«Lo sucedido hoy va a complicar nuestra posibilidad de apoyar a la UNESCO», dijo a los  periodistas David T. Killion, embajador de EEUU ante la UNESCO. «Para EEUU la necesidad de la resolución de dos Estados está muy clara, pero la única vía es por medio de negociaciones, no hay atajos. Iniciativas como la de hoy son contraproducentes».
Israel dijo que la medida va es perjudicial para las negociaciones, sin embargo representa poco para un Estado Palestino.
«Esto es una maniobra palestina unilateral que no aportará ningún cambio sobre el terreno pero acabará con la posibilidad de un acuerdo de paz», dijo en un comunicado el ministro de Exteriores israelí. «Esta decisión no va a convertir a la Autoridad Palestina en un Estado real, sin embargo es un obstáculo innecesario en el camino a la reanudación de las negociaciones».
Según Washington, la iniciativa diplomática en Naciones Unidas perjudicaría la perspectiva de una vuelta a las negociaciones con Israel, pero los dirigentes palestinos insisten en que ellos no descartan las conversaciones, aunque en 20 años de discusiones, que siguen estancadas, se ha conseguido poco, Israel sigue construyendo colonias en territorio palestino.

Reuters y AFP han contribuido a esta información.

dimarts, 25 d’octubre de 2011

Carta a Paco de Lucia de la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina-RESCOP



EN CATALÀ:

“Mestre, no recolzis amb el teu art l'Ocupació i l'Apartheid israelià”

Podria actuar a Israel amb la consciència tranquil·la, en estar d'alguna manera amb la seva presència i la seva música, normalitzant aquesta situació? Com li comentàvem, Israel empra l'art i la cultura per encobrir les seves violacions del dret internacional i els drets humans.
Des de la *RESCOP (Xarxa Solidària contra l'Ocupació de Palestina) ens posem en contacte amb vostè, amb gran admiració per la seva inigualable obra i, alhora, amb gran perplexitat per la seva decisió de participar en una activitat programada a Israel el proper dissabte 29 d'octubre.
La Xarxa Solidària contra l'Ocupació de Palestina, composta per organitzacions de solidaritat amb Palestina de tot l'estat espanyol, recolza la campanya de *BDS (Boicot, Desinversions i Sancions), nascuda en el si de la societat civil palestina l'any 2005, liderada pel Comitè Nacional de Boicot (*BNC) i que ja s'ha estès per tot el món. La campanya pretén evitar que la cultura, l'esport o l'economia siguin emprades com a sustento i salvaguarda d'un sanguinari aparell d'ocupació militar i un menyspreable sistema d'apartheid, completament anacrònics en ple segle XXI. D'aquesta manera l'única cosa que pretenem és que Israel, país implicat fins al coll en violacions de drets humans i del dret internacional, es replantegi el compliment de les seves obligacions segons el mateix i passi a respectar escrupolosament els drets humans i polítics de la població palestina.
Per posar-lo en antecedents, l'any 2004, inspirant-se en el triomf del boicot cultural a la Sud-àfrica de l'apartheid, recolzat pels principals sindicats palestins i grups culturals, el PACBI (Campanya Palestina de Boicot Acadèmic i Cultural a Israel) va realitzar una crida al boicot acadèmic i cultural d'aquelles institucions implicades en l'ocupació israeliana i l'apartheid. Des de Palestina es va convocar a diferents artistes internacionals per demanar-los que es neguessin a actuar a Israel, o bé en esdeveniments que servissin per equiparar la població ocupant amb l'ocupada i, per tant, a seguir aprofundint en la injustícia que plana sobre el poble palestí. Aquestes van ser les primeres passes del que finalment va ser la campanya BDS, secundada gairebé al uníson per tota la societat civil palestina, entorn als seus principis arrelats en els drets humans: llibertat, justícia i igualtat.
Entenem que la campanya pot forçar a Israel a complir la legislació internacional vigent, el resultat precís de la qual seria la fi de l'ocupació dels Territoris Palestins, desmantellant tot el sistema d'apartheid (incloent el Mur, els checkpoints i la totalitat de les colònies), permetent el dret a la tornada dels refugiats i a la població palestina en el seu conjunt a posar en pràctica el dret a l'autodeterminació per decidir el seu futur.
Per això des de la RESCOP, en coordinació amb el Comitè Nacional de Boicot Palestí, acordem enviar-li aquesta missiva, doncs pensem que un artista del seu calibre, autèntic emblema d'un art i una cultura, que vostè ha reconegut sempre totalment vinculada amb la música àrab andalusí i morisca, no hauria de ser associat amb un règim d'apartheid com l'israelià, que tracta d'esborrar allò àrab del mapa pels seus veïns, Israel.
Li oferim de forma resumida algunes de les majors violacions que comet Israel sobre els drets i la vida de la població palestina, que esperem li serveixin per prendre la seva decisió:

1- La població palestina de Cisjordània i la Franja de Gaza (els Territoris Ocupats Palestins) viu sota una brutal i il·legal ocupació militar. Israel restringeix la llibertat de moviment i d'expressió; estableix bloquejos per accedir a la terra, la salut i l'educació; roba la terra i l'aigua; empresona a líders polítics palestins i activistes de drets humans, sense càrrecs, ni tan sols judici, sobre una base diària, la humiliació i la violència emprada en els més de 600 punts de control i carreteres tallades que escanyen Cisjordània. Al mateix temps, Israel continua construint el seu mur d'annexió il·legal en terres palestines i una xarxa cada vegada major de colònies il·legals per a ús i gaudi exclusiu de la població jueva, que divideixen Cisjordània en bantustans, com en la vella Sud-àfrica.
2- Els i les ciutadanes palestines d'Israel s'enfronten a un cada vegada major sistema d'apartheid dins les fronteres d'Israel, amb lleis i polítiques que els neguen els drets que els seus homòlegs jueus gaudeixen. Aquestes lleis i polítiques afecten a l'educació, la propietat de la terra, habitatge, ocupació, matrimoni, i tots els altres aspectes de la vida quotidiana de les persones. En molts sentits, aquest sistema s'assembla, sorprenentment, al de Jim Crow i la Sud-àfrica de l'apartheid.
3- Des de 1948, quan Israel va expulsar a més de 750.000 persones palestines amb la finalitat de formar un estat exclusiu per a jueus, Israel ha negat als refugiats palestins el seu dret internacionalment reconegut a tornar a les seves llars i les seves terres. Israel avui prossegueix expulsant a persones de les seves llars, per exemple a Jerusalem i al Negev, entre d'altres. Avui dia més de 7 milions de refugiats palestins segueixen lluitant pel seu dret a tornar a les seves llars.
4- A Gaza, la població palestina ha estat sotmesa a un setge completament criminal des de l'any 2006. Com a part d'aquest bloqueig inhumà, Israel ha controlat l'energia i l'aigua, ha impedit el pas de diferents tipus d'elements bàsics per a la vida com medicines i aliments, així com d'altres elements fonamentals com el material educatiu, roba o instruments musicals, convertint Gaza, amb una població d'1,5 milions de persones, en la major presó del món a cel obert, encara que controlat també per Israel.

Tenint tots aquests elements en compte, podria actuar a Israel amb la consciència tranquil·la, d'estar d'alguna manera, amb la seva presència i la seva música, normalitzant aquesta situació? Com li comentàvem, Israel fa servir l'art i la cultura per encobrir les seves violacions del dret internacional i els drets humans.
Per parlar de l'última gran agressió israeliana; a la fi de 2008 i principis de 2009, Israel va atacar militarment Gaza, portant-se per davant la vida de 1.400 palestins i palestines, molts d'ells nens i nenes i bona part de les infraestructures existents, incloent hospitals i escoles. Per això, l'ONU va redactar l'informe Goldstone, declarant que Israel va cometre crims de guerra. Com a conseqüència d'aquest informe, Israel ha redoblat els seus esforços per rentar aquesta imatge deteriorada a nivell internacional, tractant de presentar-se com una democràcia liberal modèlica. L'art i la cultura juguen un paper únic en aquesta campanya, amb la presència d'artistes de renom internacional d'occident, i que d'aquesta forma afirmen la *filiació d'Israel en aquest privilegiat club occidental, el de les cultes democràcies liberals. Però pensem que això no hauria de ser així amb un Estat que de manera flagrant i sistemàtica viola el dret internacional i els drets humans bàsics. En aquest sentit la seva actuació serviria a la campanya israeliana per reforçar la seva imatge de marca, sent emprada com a eina publicitària pel govern israelià.
En aquest pas en favor dels drets humans palestins nombroses personalitats del món de la cultura s'han unit a la convocatòria del BDS. Després de l'assalt de Gaza i encara més després de la massacra a la Flotilla de la llibertat el maig de 2010, molts artistes internacionals, intel·lectuals i treballadors de la cultura han rebutjat el cínic ús de les arts per part d'Israel per blanquejar el seu apartheid i les seves polítiques colonials. Entre aquestes persones, ens trobem amb distingits artistes, escriptors, i activistes antiracistes que han recolzat la campanya, com l'arquebisbe Desmond Tutu, John Berger, Arundhati Roy, Adrienne Rich, Ken Loach, Naomi Klein, i Alice Walker.
També artistes de renom com Bono, Snoop Dogg, Jean Luc Godard, Elvis Costello, Gil Scott Heron, Carlos Santana, Devendra Banhart, Faithless, Pixies o Serrat han cancel·lat les seves actuacions a Israel pel seu historial de vulneració dels drets humans. Maxi Jazz, de Faithless, va sostenir d'aquesta manera la seva posició:
“Mentre que a éssers humans se'ls negui intencionalment no només els seus drets sinó també les necessitats per als seus fills, els seus avis i ells mateixos, sento profundament que no s'han d'enviar senyals, fins i tot tàcites, que actuar a Israel és 'normal' o està bé. No ho és i tampoc puc recolzar-ho. Em dol que s'hagi arribat a això i demano tots els dies pels éssers humans, per tal que tinguem cura uns dels altres, basant-nos en la saviesa que el que som és el que tenim”.
Per favor, rebutgi actuar a Israel.
Si no està convençut del tot sobre com procedir per afirmacions que sostenen que un boicot cultural a Israel viola la llibertat d'expressió i l'intercanvi cultural, podem recordar les judicioses paraules de Enuga S. Reddy, director del Centre de Nacions Unides contra l'Apartheid, que el 1984 en resposta a una crítica similar contra el boicot cultural a Sud-àfrica, va dir:
“És bastant estrany, almenys dir, que el règim sud-africà que nega totes les llibertats... a la majoria africana... ha de convertir-se en un defensor de la llibertat dels artistes i esportistes del món. Tenim una llista de persones que han actuat a Sud-àfrica a causa de la seva ignorància sobre la situació, la temptació dels diners o la despreocupació pel racisme. Han de ser persuadits per deixar d'entretenir l'apartheid, deixar de beneficiar-se dels diners de l'apartheid i deixar de servir com a propaganda del règim de l'apartheid.”
A dia d'avui la societat civil palestina, amb el suport de la societat civil internacional i en aquest cas de l'estat espanyol, fem una petició als artistes a no actuar a Tel Aviv, de la mateixa manera que els activistes de Sud-àfrica van demanar als artistes boicotejar “Sun City.”
D'aquesta manera, sol·licitem que vostè s'abstingui de creuar la línia establerta per la majoria de la societat palestina, recolzada per les organitzacions internacionals, i cada vegada més, amb el suport també de la part més progressista de la societat israeliana. La societat civil palestina i de l'estat espanyol en solidaritat, li demanen la seva contribució més essencial a la nostra lluita per aconseguir la pau i la justícia.

Esperant una resposta, de forma afectuosa i amb tot el respecte, s'acomiada.
Red Solidaria contra la Ocupació de Palestina - RESCOP. Dimecres, 26 d’octubre de 2011

La Red Solidaria contra la Ocupació de Palestina, RESCOP, està formada por las següents  associacions:
Acsur Las Segovias
Asociación Al Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe (Málaga)
Asociación Hispano Palestina Jerusalén (Madrid)
Asociación Paz Ahora
Asociación Paz con Dignidad
Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía
Asociación ProPalestina de Campo de Gibraltar-PROPA
BDS Catalunya
BDS-Galiza
Castelló per Palestina
Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA Asturies, Madrid)
Comité de Solidaridad - Interpueblos (Cantabria)
Comunidad Palestina de Canarias
Comunidad Palestina de Cataluña
Coordinadora de apoyo a Palestina Rioja (La Rioja)
Ecologistas en Acción (Madrid, Valladolid)
Fundación IEPALA
Fundación MUNDUBAT
Grupo de ONG por Palestina (Plataforma 2015 y +, Acsur y Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos)
ISM (Catalunya, Valencia)
Izquierda Anticapitalista
Komite Internazionalistak (Euskadi)
MEWANDO (Euskadi)
Mujeres en Zona de Conflicto - M.Z.C.
Mujeres por la Paz y Acción solidaria con Palestina (Canarias)
Palestinarekin Elkartasuna (Euskadi, Nafarroa, EH)
Plataforma Palestina Ibiza
Plataforma Solidaridad con Palestina (Sevilla)
Red de Jóvenes Palestinos
Red Internacional de Judíos Antisionistas - IJAN
Sodepau
Sodepaz Balamil - Valladolid
Sodepaz
Taula Per Palestina (I. Balears)
Xarxa d’enllaç amb Palestina (Barcelona)
Xarxa Solidaridad Palestina (P.Valenciá)
Tlfno: 932378461, 667755347

 EN CASTELLANO:

  
“Maestro, no apoyes con tu arte la Ocupación y el Apartheid israelí”

Desde la RESCOP (Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina) nos ponemos en contacto con usted, con gran admiración por su inigualable obra y, al tiempo, con gran perplejidad por su decisión de participar en una actividad programada en Israel el próximo sábado 29 de Octubre.
La Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina, compuesta por organizaciones de solidaridad con Palestina de todo el estado español, apoya la campaña de BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), nacida en el seno de la sociedad civil palestina en el año 2005, liderada por el Comité Nacional de Boicot (BNC) y que ya se ha extendido por todo el mundo.
La campaña pretende evitar que la cultura, el deporte o la economía sean empleadas como sustento y salvaguarda de una sanguinario aparato de ocupación militar y un deleznable sistema de apartheid, completamente anacrónicos en pleno s.XXI. De esta manera lo único que pretendemos es que Israel, país implicado hasta el pescuezo en violaciones de derechos humanos y del derecho internacional, se replantee el cumplimiento de sus obligaciones según el mismo y pase a respetar escrupulosamente los derechos humanos y políticos de la población palestina. A partir de ese momento, entendemos como parte integrante de la campaña, que el boicot dejará de tener sentido y en Israel, entre otras cosas, podrán disfrutar de artistas como usted.
Para ponerle en antecedentes, en el año 2004, con inspiración en el triunfo del boicot cultural en la Sudáfrica del apartheid, apoyado por los principales sindicatos palestinos y grupos culturales, PACBI (Campaña Palestina de Boicot Académico y Cultural a Israel) realizó un llamamiento por el boicot académico y cultural a aquellas instituciones implicadas en la ocupación israelí y el apartheid.
Se llevó a cabo una convocatoria palestina a diferentes artistas internacionales pidiéndoles que se negaran a actuar en Israel, o bien en eventos que sirven para equiparar a la población ocupante con la ocupada y, por tanto, a seguir ahondando en la injusticia que se cierne sobre el pueblo palestino.
Estos fueron los primeros pasos de lo que finalmente fue la campaña BDS, secundada casi al unísono por toda la sociedad civil palestina, en torno a sus principios arraigados en los derechos humanos: libertad, justicia e igualdad.
Entendemos que la campaña puede forzar a Israel a cumplir la legislación internacional vigente, cuyo resultado certero sería el fin de la ocupación de los Territorios Palestinos, desmantelando todo el sistema de apartheid (incluyendo el Muro, los checkpoints y la totalidad de las colonias), permitiendo el derecho al retorno de los refugiados y a la población palestina en su conjunto a poner en práctica el derecho a la autodeterminación para decidir su futuro.
Por ello desde la RESCOP, en trabajo concertado con el Comité Nacional de Boicot Palestino, acordamos enviarle esta misiva, pues pensamos que un artista de su calibre, auténtico emblema de un arte y una cultura, que usted ha reconocido siempre totalmente vinculada con la música árabe andalusí y morisca, no debería ser asociado con un régimen de apartheid como el israelí, que trata de borrar lo árabe del mapa de su soñado, y temido por sus vecinos, Gran Israel.

Le ofrecemos, de forma resumida, algunas de las mayores violaciones que comete Israel sobre los derechos y la vida de la población palestina, que esperamos le sirvan para tomar su decisión:
1- La población palestina de Cisjordania y la Franja de Gaza (los Territorios Ocupados Palestinos) vive bajo una brutal e ilegal ocupación militar. Israel restringe la libertad de movimiento y de expresión; establece bloqueos para acceder a la tierra, la salud y la educación; roba la tierra y el agua; encarcela a líderes políticos palestinos y activistas de derechos humanos, sin cargos, ni tan siquiera juicio, sobre una base diaria, la humillación y la violencia empleada en los más de 600 puestos de control y carreteras cortadas que estrangulan Cisjordania. Al mismo tiempo, Israel continúa construyendo su muro de anexión ilegal en tierras palestinas y una red cada vez mayor de colonias ilegales para uso y disfrute exclusivo de la población judía, que dividen a Cisjordania en bantustanes, como en la vieja Sudáfrica.
2- Los y las ciudadanas palestinas de Israel se enfrentan a un cada vez mayor sistema de apartheid dentro de las fronteras de Israel, con leyes y políticas que les niegan los derechos que sus homólogos judíos disfrutan. Estas leyes y políticas afectan a la educación, la propiedad de la tierra, vivienda, empleo, matrimonio y todos los demás aspectos de la vida cotidiana de las personas. En muchos sentidos, este sistema se asemeja, sorprendentemente, al de Jim Crow y la Sudáfrica del apartheid.
3- Desde 1948, cuando Israel expulsó a más de 750.000 personas palestinas con el fin de formar un estado exclusivo para judíos, Israel ha negado a los refugiados palestinos su derecho internacionalmente reconocido a regresar a sus hogares y sus tierras. Israel hoy prosigue expulsando a personas de sus hogares, por ejemplo en Jerusalén y el Negev, entre otros. Hoy en día más de 7 millones de refugiados palestinos siguen luchando por su derecho a regresar a sus hogares.
4- En Gaza, la población palestina ha sido sometida a un asedio completamente criminal desde el año 2006. Como parte de este bloqueo inhumano, Israel ha controlado la energía y el agua, ha impedido el paso de distintos tipos de elementos básicos para la vida como medicinas y alimentos, así como de otros elementos fundamentales como material educativo, ropa o instrumentos musicales, convirtiendo Gaza, con una población de 1,5 millones de personas, en la mayor cárcel del mundo a cielo abierto, aunque controlado también por Israel.

Teniendo todos estos elementos en cuenta, ¿podría actuar en Israel con la conciencia tranquila, al estar de alguna manera con su presencia y su música, normalizando esta situación? Como le comentábamos, Israel emplea el arte y la cultura para encubrir sus violaciones del derecho internacional y los derechos humanos.
Por no hablar de la última gran agresión israelí: a finales de 2008 y principios de 2009, Israel atacó militarmente Gaza, llevándose por delante la vida de 1.400 palestinos y palestinas, muchos de ellos niños y niñas y buena parte de las infraestructuras existentes, incluyendo hospitales y escuelas. Por ello, la ONU redactó el informe Goldstone, declarando que Israel cometió crímenes de guerra. Como consecuencia de este informe, Israel ha redoblado sus esfuerzos para lavar esa imagen deteriorada a nivel internacional, tratando de presentarse como una democracia liberal modelo. El arte y la cultura juegan un papel único en esta campaña, con la presencia de artistas de renombre internacional en occidente, y que de esta forma afirman la membrecía de Israel en este privilegiado club occidental, el de las cultas democracias liberales. Pero pensamos que esto no debería ser así con un Estado que de manera flagrante y sistemática viola el derecho internacional y los derechos humanos básicos. En ese sentido su actuación serviría a la campaña israelí por reforzar su imagen de marca, siendo empleada como herramienta publicitaria por el gobierno israelí.
En este paso, en favor de los derechos humanos palestinos numerosas personalidades del mundo de la cultura se han unido a la convocatoria de BDS. Después del asalto de Gaza y aún más después de la masacre a la Flotilla de la Libertad en mayo de 2010, muchos artistas internacionales, intelectuales y trabajadores de la cultura han rechazado el cínico uso de las artes por parte de Israel para blanquear su apartheid y sus políticas coloniales. Entre estas personas, nos encontramos con distinguidos artistas, escritores, y activistas antirracistas que han apoyado la campaña, como el arzobispo Desmond Tutu, John Berger, Arundhati Roy, Adrienne Rich, Ken Loach, Naomi Klein, y Alice Walker.
También otros artistas de renombre, como Bono, Snoop Dogg, Jean Luc Godard, Elvis Costello, Gil Scott Heron, Carlos Santana, Devendra Banhart, Faithless, Pixies o Serrat han cancelado sus actuaciones en Israel por su historial de derechos humanos. Maxi Jazz, de Faithless, sostuvo de esta manera su posición:
“Mientras que a seres humanos se les niega intencionalmente no sólo sus derechos sino también las necesidades para sus hijos, sus abuelos y ellos mismos, siento profundamente que no se deben enviar señales, incluso tácitas, de que [actuar en Israel] es 'normal' o está 'ok'. No lo es y tampoco puedo apoyarlo. Me duele que se haya llegado a esto y pido todos los días por los seres humanos, para que tengamos cuidado unos de otros, basándonos en la sabiduría de que lo que somos es lo que tenemos”.

Por favor, rechace actuar en Israel.  Si no está convencido del todo sobre cómo proceder por afirmaciones que sostienen que un boicot cultural a Israel viola la libertad de expresión y el intercambio cultural, podemos recordar las juiciosas palabras de Enuga S. Reddy, director del Centro de Naciones Unidas contra el Apartheid, que en 1984 en respuesta a una crítica similar contra el boicot cultural en Sudáfrica, dijo:
“Es bastante extraño, al menos, decir que el régimen sudafricano que niega todas las libertades... a la mayoría africana... debe convertirse en un defensor de la libertad de los artistas y deportistas del mundo. Tenemos una lista de personas que han actuado en Sudáfrica debido a su ignorancia sobre la situación, la tentación del dinero o la despreocupación por el racismo. Tienen que ser persuadidos para dejar de entretener al apartheid, dejar de beneficiarse del dinero del apartheid y dejar de servir como propaganda del régimen del apartheid.”
A día de hoy la sociedad civil palestina, con el apoyo de la sociedad civil internacional y en este caso del estado español, hacemos una petición a los artistas a no actuar en Tel Aviv, de la misma manera que los activistas de Sudáfrica pidieron a los artistas boicotear “Sun City.”.
De esta manera, solicitamos que usted se abstenga de cruzar la línea establecida por la mayoría de la sociedad palestina, apoyada por las organizaciones internacionales, y cada vez más, con el apoyo también de la parte más progresista de la sociedad israelí. La sociedad civil palestina y del estado español en solidaridad, le piden su contribución más esencial en nuestra lucha por alcanzar la paz y la justicia.

Esperando una respuesta, de forma afectuosa y con todo el respeto, se despide: Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina - RESCOP. Lunes, 24 de octubre de 2011

La Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina, RESCOP está formada por las siguientes organizaciones:
Asociación Al Quds, (Málaga),  Asociación Hispano Palestina Jerusalén (Madrid), Asociación Paz Ahora, Asociación Paz con Dignidad, Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía, Asociación ProPalestina del Campo de Gibraltar-PROPA, BDS-Galiza, Boicot Preventiu (Barcelona), Castelló per Palestina, Comité de Solidaridad con la Causa Árabe-CSCA (Asturies, Madrid), Comunidad Palestina de Canarias, Comunidad Palestina de Cataluña, Coordinadora de Apoyo a Palestina (Rioja), Ecologistas en Acción (Madrid, Valladolid), Acsur Las Segovias, Fundación IEPALA, Comité de Solidaridad-Interpueblos (Cantabria), ISM (Cataluña/ Valencia), Izquierda Anticapitalista, Komite Internazionalistak, Fundación MUNDUBAT, MEWANDO, Palestinarekin Elkartasuna (Euskadi), Mujeres en Zona de Conflicto-M.Z.C., Mujeres por la Paz y Acción Solidaria con Palestina (Canarias), Plataforma Palestina Ibiza, Plataforma Solidaridad con Palestina (Sevilla), Red de Jóvenes Palestinos, Red Internacional Judía Antisionista-IJAN, Sodepau, Sodepaz, Sodepaz Balamil-Valladolid, Taula per Palestina (Illes Balears), Xarxa d’enllaç amb Palestina (Barcelona), Xarxa Solidaridad Palestina (Valencia).

Réplica al intelectual perdido en Occidente

Por Cristina Ruíz-Cortina

Adolfo García Ortega puede que sea un gran escritor, pero hay que dejar por imposible una de las primeras frases con las que abre su artículo: su afirmación de que lo que sufre Israel en la actualidad no es más que “un acoso ideológico de arcano aroma tercermundista” es incomprensible desde el punto de vista literario o lingüístico. Dejamos la vana fraseología del escritor, no sin sentir un odioso tufillo a genuino habitante satisfecho del primer mundo haciendo una comparación similar a las que se hacían hace cuarenta años con los moros, los negros etc., y que hoy no son aceptables por su crueldad y racismo. Suponemos que ese “arcano aroma tercermundista” que parece que destilamos activistas, intelectuales, escritores, periodistas e incluso diplomáticos cuando denunciamos la ocupación de Palestina y los crímenes de Israel, a su entender, no es más que un “antisemitismo orgánico”, algo que pertenece a nuestro organismo, como nuestros cinco sentidos. Y si hay algo que, indudablemente, tenemos en nuestro ADN es el sentido de la justicia. Y eso es lo que nos mueve.
Queda claro que para este autor no hay nada como sustituir una buena argumentación con adjetivos con fuerte carga negativa como pueril, astuto, siniestro, mentira, mentiroso, intoxicación, maniqueísmo, dureza y mezquindad, oscurecimiento, intransigencia, teatralidad, alineándose así con las declaraciones de la línea dura de la diplomacia del gobierno ultraderechista de Benjamin Netanyahu, y con los manuales que se encuentran en Internet sobre “cómo defender a Israel en los medios de comunicación”, y obviando la historia real de Palestina, las decenas de Resoluciones del Consejo de Seguridad y las centenares de otros órganos internacionales que condenan hechos tales como las ejecuciones extrajudiciales, la tortura sistemática a los presos, la ocupación de los Territorios Palestinos, la militarización de toda la zona, las incursiones militares, el asedio a las comunidades palestinas (no sólo a Gaza), la proliferación de todo tipo de asentamientos en Cisjordania y, en definitiva, prácticas más duras que las que se dieron en el apartheid  sudafricano. Su desconocimiento del mundo en el que vive y la realidad de Oriente Próximo es enorme y por ello, junto con la sarta de descalificativos generales, se permite decir sin rubor que Hamas es la madre de todos los problemas, cuando debería saber que el llamado “conflicto palestino” comenzó en 1948 y no es hasta 1987 que se crea Hamas gracias a las cuantiosas subvenciones del estado de Israel que pretendía, con ello, recortar la hegemonía política y social de la OLP y Fatah. En su lugar minusvalora la importancia absoluta de la proliferación de los asentamientos, que impiden  la posibilidad de una negociación seria porque sobre el terreno la expropiación continúa hoy “casa a casa”, “parcela a parcela”, haciendo inviable cualquier posibilidad de un Estado Palestino.  Habla  sin pudor y sin respeto de la “lastimera mentira Palestina” y piensa que el “sionismo” original (del que, sorpresivamente, pone en duda su existencia) era una suerte de socialismo renovado, cuando en los Kibbutz sigue existiendo una política de discriminación hacia los árabes y muchos de ellos están fundados sobre tierras robadas a los palestinos y no necesariamente en el 48.
El articulista parte, para su análisis, de tres premisas falsas: la primera es la “demonización de Israel confundiendo al Estado con su Gobierno, y al Gobierno con su pueblo”. Desde el ámbito palestino  y desde el internacional se lanzó en 2005 una campaña global de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) ante la incapacidad del propio pueblo israelí de elegir un futuro que no se asiente sobre la destrucción del otro y por su pasividad ante las políticas de apartheid que ejerce tanto en los Territorios Palestinos Ocupados como sobre las propias comunidades árabes de Israel. No hay más que ver el desfile de los líderes ultranacionalistas y ultraortodoxos que lo dirigen. A fin de cuentas, los propios ciudadanos israelíes de a pie son los que forman el grueso del ejército que lleva a cabo la ocupación y los reiterados ataques bélicos, y son ciudadanos de a pie los que habitan los innumerables asentamientos ilegales de Cisjordania. No confundimos, los votantes los eligen; los de a pie, nutren el ejército de ocupación.
En segundo lugar, afirma que existe una “normalización acrítica y maniquea del victimismo palestino”, basándose, sin duda, en un hastío de lector de titulares de prensa más que en el conocimiento de la realidad sobre el terreno. Esa normalización, además, debe saber, se da en todos los ámbitos internacionales, pero el victimismo del que habla elude la grandeza, la capacidad de resistencia y el orgullo con el que los palestinos defienden sus derechos. Puede ser que lloren; pero su llanto, por lo menos, merece respeto.
La tercera premisa de la que parte, “la benevolencia con la islamización”, es completamente falsa. Ni en el ámbito internacional, ni en los medios de comunicación habrá encontrado ninguna benevolencia con Hamas, que ha tenido que pagar duro la mayoría absoluta que le otorgaron las elecciones generales del 2006. La incomprensión y la dureza del análisis hecho por la Comunidad Internacional dio respaldo y abonó el terreno para el enfrentamiento entre Hamas y Fatah, luego ridiculizó su lucha interna y posteriormente protestó cuando, recientemente, se llegó a un acuerdo de unidad. Respecto a la izquierda pueril de la que habla, se equivoca si piensa que nos da lo mismo el programa político de Hamas. En esos errores maniqueos caen los gobiernos, como el de Estados Unidos en su apoyo al régimen de los talibanes. Es algo tan estúpido como pensar que “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”. La izquierda de la que usted habla tiene más conciencia emancipadora que aquella que se dedica a arropar a Israel de forma incondicional, porque defiende derechos que son inalienables entre otras cosas porque así los ha consagrado la Legalidad Internacional. Por otra parte, de su artículo están ausentes palabras como paz, convivencia, generosidad, cooperación, ayuda, compromiso, en fin palabras que construyan un mensaje de justicia y aliento. Una pena que no se haya servido de ellas.
Es penoso leer a intelectuales supuestamente de izquierdas defendiendo un estado confesional, cuya religión da entidad al propio Estado y a la ocupación territorial de Palestina, y que en palabras del activista antisionista israelí Michel Warschawski “se sirve de la Biblia como texto fundamental y como legitimación del estado y de la ocupación territorial del otro”. Es lamentable que afirme “que el Muro no es un ultraje” porque lo es, por que todos los muros lo son, no sólo para la humanidad, sino para la civilización y los valores que dice representar. Da pena, porque su necedad no será la que salve a los palestinos ni a nadie. El muro lo tirarán los y las palestinas en primer lugar; y encontrarán la convergencia de las contundentes razones expuestas por intelectuales, periodistas y activistas de la talla de Gideon Levi, Ilan Pappe, Michel Warschawski, Amira Hass, Alain Gresh o Noam Chomski. Y junto a esas personas estaremos otras que representamos a la sociedad civil del mundo entero. Ciudadanos y ciudadanas libres que creemos en los derechos humanos y en la legalidad internacional.
Una última cosa, señor García Ortega: no le pida a las víctimas que sean buenas. No sea tan cruel y les pida que no lloren. Al menos no se lo pida hasta que no conozca la realidad sobre el terreno y la sienta sobre su propia piel. Vaya a Gaza y a Cisjordania, visite a las gentes de los campos de refugiados y entérese del proceso de judaización de Jerusalén. Entérese antes de insultar.

Cristina Ruíz-Cortina pertenece a la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina, RESCOP.





La Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina, RESCOP está formada por las siguientes organizaciones:
Asociación Al Quds, (Málaga),  Asociación Hispano Palestina Jerusalén (Madrid), Asociación Paz Ahora, Asociación Paz con Dignidad, Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía, Asociación ProPalestina del Campo de Gibraltar-PROPA, BDS-Galiza, Boicot Preventiu (Barcelona), Castelló per Palestina, Comité de Solidaridad con la Causa Árabe-CSCA (Asturies, Madrid), Comunidad Palestina de Canarias, Comunidad Palestina de Cataluña, Coordinadora de Apoyo a Palestina (Rioja), Ecologistas en Acción (Madrid, Valladolid), Acsur Las Segovias, Fundación IEPALA, Comité de Solidaridad-Interpueblos (Cantabria), ISM (Cataluña/ Valencia), Izquierda Anticapitalista, Komite Internazionalistak, Fundación MUNDUBAT, MEWANDO, Palestinarekin Elkartasuna (Euskadi), Mujeres en Zona de Conflicto-M.Z.C., Mujeres por la Paz y Acción Solidaria con Palestina (Canarias), Plataforma Palestina Ibiza, Plataforma Solidaridad con Palestina (Sevilla), Red de Jóvenes Palestinos, Red Internacional Judía Antisionista-IJAN, Sodepau, Sodepaz, Sodepaz Balamil-Valladolid, Taula per Palestina (Illes Balears), Xarxa d’enllaç amb Palestina (Barcelona), Xarxa Solidaridad Palestina (Valencia).

Réplica al intelectual perdido en Occidente cuestiona las opiniones expuestas por el escritor Adolfo García Ortega en el artículo titulado Verdades y mentiras sobre Israel publicado por el diario El País, 17/10/2011.


Consultar en: